Un postre gallego con hongos y castaña tiene un impacto positivo sobre la memoria