La otra vida que tiene el emergente jugador compostelanista Roque