La inversión extranjera pone el foco en la biotecnología española