Una biofarmacéutica gallega ultima avances contra el cáncer