Un proyecto gallego busca mecenas para desarrollar fármacos para la pancreatitis