Tecnópole pon en marcha un sistema de apadriñamento de empresas con recompensas económicas