Los ribosomas, claves para la salud