Laura Fachal, científica del IDIS, halla una pista genética para evitar el cáncer de mama