Las empresas biotecnológicas gallegas se apuntan al Blockchain para mejorar su productividad y eficiencia