«Las biotech en desarrollo están en tierra de nadie para financiarse»