Las biotech de Galicia se apuntan al ‘smart pitch’ o cómo atraer la atención del inversor en solo 3 minutos