La vacuna que Galicia fabrica contra la tuberculosis prueba su seguridad