La vacuna gallega para la tuberculosis es más efectiva que la única existente