La USC, la UDC y la UVigo se vuelcan en la investigación contra el coronavirus