La USC busca crear bioplásticos a partir de aguas residuales de la conserva