Galicia muta en polo biomédico y de la I+D para vencer al cáncer