GalChimia duplica la superficie de su centro de I+D+i en el Parc Científic de Barcelona