El 9% del PIB español depende ya de la biotecnología