La biotecnología genera un nuevo ADN en la economía de Ourense