El nuevo software de TasteLab predice los gustos de los consumidores