Comienza el proyecto BIOSAN, que desarrollará tratamientos sanitarios más sostenibles para la acuicultura continental