Científicos coruñeses hallan un gen asociado a la cardiopatía heredable más frecuente