5 razones que hacen de Galicia el mejor camino en biotecnología